PEATONALIZACIÓN DEL CENTRO URBANO DE TORRELODONES

Año: 2013
Localización: Torrelodones, Madrid
Convocatoria: Concurso de Proyectos con intervención de jurado para la peatonalización del entorno de la Plaza de la Constitución de Torrelodones

Es una iniciativa propuesta como alternativa a los métodos usuales de peatonalización urbana. ¿Qué hay de malo en el estado actual de las calles?, al fin y al cabo no dejan de ser soportes verdaderamente potenciales para el desarrollo de actividades urbanas. ¿Cuál es el problema? Probablemente la presencia de tráfico rodado, ya sea activo o pasivo en forma de aparcamientos que pueden dificultar  el uso óptimo o realmente aprovechable de las calles. Esto unido a una gestión insuficiente son dos aspectos a tener en cuenta a  variar, y a través de la detección de los mismos, intentamos ofrecer variantes a ellos con intervenciones mínimas que expriman el potencial urbano.

Por tanto, si las calles como soporte nos valen y el problema son los coches y la gestión, ¿por qué no pensar en un prototipo alternativo al coche que ruede a modo de nuevo pavimento por calles repensadas según unos horarios que definan sus usos? ¿podrían convivir estos nuevos pavimentos rodantes a modo de plazas móviles con los actuales parkings y el tráfico? Esta respuesta es el reto de nuestra aproximación a las bases de este concurso, planteando así como inicio de esta investigación una alternativa de planeamiento urbano...Empezemos!

Se trata, por tanto, de percibir la intervención de modo general sobre el entramado urbano pero sin estar sujetos a un carácter permanente, es decir, ¿por qué no podemos pensar que determinada zona verde, zonas de tránsito, áreas de juego,… que normalmente se fijan en los actuales planes urbanos, ahora pueden rotar en función de la actividad, el clima, factores sociales,…? Los suelos ya no se “pegan”, ahora se mueven por las calles para permitir la simultaneidad de actividades y configurar distintos ambientes urbanos que, en ocasiones, por qué no, pueden convivir con un tráfico controlado.

Se propone así un prototipo de pavimento a modo de “falso suelo” rodante que pueda integrar en una subestructura sencilla algunas opciones como: almacenaje de aguas, tierras para vegetación, distintos acabados, conexión a la actual red,…y, por supuesto, ruedas para su movilidad por las calles. Estos pavimentos en movimiento o “pavimientos” pueden aparcar de forma aislada en las actuales áreas destinadas a ello en batería o hilera para activar sus calles, o asociarse entre sí para configurar áreas de mayor escala que pudieran ser requeridas en función de posibles actividades que desarrollara la ciudad.

Estos nuevos suelos se plantean inicialmente a partir de una estructura de andamio como plataforma base de 2,50x5,00 (tamaño parking aprox.) que apoyan sobre seis ruedas que permiten salvar el desnivel entre la acera y la carretera. Sobre este canto hueco formado por la estructura y las ruedas, se disponen cajones de almacenaje de tierras para vegetación y recolección de aguas. Los materiales utilizados como base para la construcción del prototipo varían desde pavimentos rígidos de tránsito (madera), pavimentos blandos de estancia (arenas), de zonas de juego (cauchos), zonas naturales (vegetación),… Estos últimos servirán como filtro acústico y de renovación de aire, de la misma manera que puede plantearse la recolección del agua pluvial para su riego y el posible control climático a modo de difusores de vapor en épocas de calor. Se pretende así desarrollar una intervención sostenible que cualifique distintos espacios dotándolos de una identidad propia y reconocible.

La propuesta se articula así en esta fase más técnica que posibilite transformaciones por los usuarios en una segunda fase donde estos espacios de autogestión ciudadana puedan potenciar la infraestructura pública urbana y cuya temporalidad permita adaptar los programas en función de condiciones cambiantes, generando espacios que evolucionen juntos con la participación social.