CONCURSO VIVIENDAS FORO HÁBITAT SOSTENIBLE

Año: 2012
Localización: Madrid
Convocatoria: Concurso Foro Hábitat Sostenible de la EMVS
Equipo: Antonio Cantero Vinuesa y Consuelo Fernández Giráldez, Lucía Martín López

Ofrecer soluciones para el estudio de propuesta residencial con las reglas de juego normativas y las exigencias de eficacia necesarias, supone un reto para el desarrollo del proyecto con algún valor añadido. Para ello, buscamos posibles tensiones en los condicionantes de las bases, a través de pequeñas operaciones que ofrecen una mejor adecuación del proyecto en la orientación del emplazamiento y un plus cualitativo a nivel programático y eficiente. Empezamos trabajando con estándares de consumo de energía casi nulo y acciones estratégicas a distintas escalas:

ESCALA URBANA

Espacio urbano favorecido por la permeabilidad con el entorno en planta baja liberada parcialmente. En este espacio conviven una extensión pública de la calle, viviendas que conforman y densifican la vía, y jardines comunitarios cuya superficie es distribuida entre diversos grupos de usuarios del propio edificio, para que desarrollen en su sección lo que más les interese. El jardín comunitario, se vincula con las plantas sótano mediante patios que permiten la iluminación y ventilación natural del garaje y la filtración de las corrientes de aire de este a través de elementos vegetales. De esta manera se reduce el impacto de materiales impermeables y se maximiza la participación del usuario en el diseño del espacio colectivo.

ESCALA EDIFICACIÓN

Espacio de relación con una galería de circulación cuya función puede ser determinada por los usuarios de manera informal en base a sus necesidades. Este nuevo elemento permite la ventilación natural cruzada de las viviendas y actúa de colchón térmico y controlador lumínico a través de elementos de regulación textil, que permiten la modificación de la fachada de acuerdo a las variaciones climáticas.

ESCALA VIVIENDA

Altura expandida en las viviendas debido a la peculiaridad del planeamiento para aprovechar el exceso de altura libre convencional y ofrecer un altillo activo en plantas alternas que no computa como una altura más. Este elemento se prolonga sobre la galería mediante unos volúmenes retráctiles que ocupan parte de ésta generando extensiones complementarias de la vivienda. Su uso indeterminado depende de los usuarios, al igual que el grado de ocupación de la galería. Además permiten la conexión visual con la calle y debido a su colocación estratégica, potencian la ventilación cruzada de las estancias, favoreciendo la disipación del aire caliente en verano y su conservación en invierno. La limitación de altura de cornisa por normativa impide esta actuación en todas plantas, por lo que en el caso de las viviendas que no disponen de altillos activos, este plus espacial se les brinda en el sótano con un clúster de espacios extras vinculados a los patios.

Gracias a la suma de cada una de estas acciones de distinta escala, se genera una órbita de posibilidades hacia la vivienda, obteniendo un hábitat eficiente y generoso debido a su expansión (escala vivienda), en la que aparecen asociados los espacios de relación de la galería (escala de edificación) y una extensión ajardinada asociada a cada vivienda y permeable a la calle (escala urbana), que mejora el funcionamiento de la propuesta con el confort de sus residentes.